En medio de gran expectativa por parte de toda la comunidad universitaria, se inauguró el dispensador de agua purificada al interior del campus universitario, actividad que fue guiada por el Dr. Ángel Canales Gutierrez, jefe de la oficina de Gestión Ambiental de la UNA, quién fue el primer usuario en consumir este líquido elemento.

Se conoció que el agua filtrada que abastecerá de manera gratuita a estudiantes, docentes, administrativos y visitantes, cuenta con sistema eficiente de filtros, además de un tratamiento de radiación ultravioleta, lo que impide la presencia de bacterias y microrganismos que puedan ser perjudiciales para la salud.

Los horarios que estarán disponibles son todos los días de 08:00 am hasta las 12:00 del mediodía, siendo el único requisito para que los usuarios se beneficien de este servicio es que posean un “tomatodo” y hagan un uso racional, cuidando las instalaciones de este dispensador que tiene una capacidad de atender a 3 usuarios simultáneamente.

Con esto, la Universidad Nacional del Altiplano apunta a consolidarse como una universidad ecoeficiente, que vela por la salud integral de todo el componente humano que es parte de la misma, proyectando instalar 4 surtidores más en distintos puntos de la ciudad universitaria, “el objetivo es dotar de mayores puntos de accesibilidad a este servicio”, señaló el funcionario.