La Universidad Nacional del Altiplano, la emblemática Facultad de Ciencias Agrarias, con sus Escuelas Profesionales: Ingeniería Agronómica, Agroindustrial y Topografía- Agrimensura, por acuerdo del Consejo Universitario Extraordinario del 21 de mayo del 2019, se dirige a la opinión pública nacional para manifestar lo siguiente:
Primero: Como institución académica y de investigación, expresamos nuestro unánime y categórico rechazo a la Resolución Directoral N° 0006-2019-MINAGRI-SENASA-DSV, publicado el 12 de mayo en el diario Oficial el Peruano, “Estableciendo requisitos fitosanitarios de cumplimiento obligatorio en la importación de grano de quinua de origen y procedencia de España”.

Segundo: Siendo el Perú el primer productor de quinua a nivel mundial con más de 80 mil toneladas, el gobierno decide importar quinua española. Esto afectará seriamente a los productores que abastecen el mercado local, nacional e internacional. Es inaudito promover la importación de un producto cuyo centro de origen es el altiplano peruano-boliviano, siendo esta parte del mundo uno de los lugares con la mayor diversidad genética. La UNA Puno, actualmente cuenta con 2000 accesiones en el banco de germoplasma del Centro de Investigación y Producción, CIP Camacani, lo que garantiza la biodiversidad de la especie, considerada como el “grano de oro de los andes” la quinua es nuestra y tenemos que ser capaces de proteger el germoplasma de este tesoro alimenticio que constituye un producto bandera del Perú.

Tercero: Resulta incongruente que el Ministerio de Agricultura (MINAGRI) y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), hayan tomado decisiones arbitrarias, sin consulta previa a entidades relacionadas y productores orgánicos de quinua de la región de Puno, que cuenta con la mayor área de producción a nivel nacional.

Cuarto: Es una responsabilidad del gobierno y de los peruano proteger nuestra producción orgánica, que se verá mellada y en alto riesgo al proponer como desinfectantes productos altamente contaminantes como la “fosfamina” (Phostoxin) y el “bromuro de metilo” que no solo son contaminantes del medio ambiente, sino dañinos para la salud de las personas en contacto con granos desinfectados.

Quinto: Exigimos la inmediata derogación de la Resolución Directoral N° 0006-2019-MINAGRI-SENASA-DSV, e invocamos al gobierno peruano a implementar políticas que promuevan la exportación de la quinua (Chenopodium quinoa Willd), producto que es la base de la economía de miles de familias altiplánicas de muy bajos recursos y que el Estado a través del MINAGRI y SENASA apoyen a los pequeños agricultores altoandinos.

Puno, mayo del 2019

Oficina de Imagen y Comunicaciones
UNA-Puno
(Publicado en la edición nacional del diario La República, el viernes 24 de mayo)